Bioceramic

Informacion

Resistex® Bioceramic es el último descubrimiento en Resistex® Increase Your Performance.

Enriquece la gama de hilos innovadores y de alta tecnología ofreciendo una protección total contra los cambios ambientales y contra sus influencias en la salud humana.

Protección total y beneficios para el cuerpo humano
Resistex® Bioceramic es una fibra de poliéster atada con materiales biocerámicos, capaz de ofrecer una solución precisa para cada necesidad humana, tanto por dentro como por fuera. Los rayos ultravioleta UV-A y UV-B dañan el cuerpo, provocando irritaciones y quemaduras solares, pero Bioceramic es capaz de proteger la piel.

Por otro lado, está la capacidad de reflejar los rayos de carácter calórico: apantallando el calor de la luz solar, bajando la temperatura de la superficie interior del tejido y asegurando frescura y comodidad durante las actividades deportivas o la rutina normal del hombre.
Gracias a la presencia de biocerámicas, Resistex® Bioceramic tiene un alto aislamiento térmico que permite mantener una temperatura corporal constante incluso en condiciones de frío extremo.

Finalmente, Resistex® Bioceramic desempeña una acción estimulante del sistema microcirculatorio y de constante fortalecimiento del metabolismo.

La contaminación de la atmósfera está comprometiendo progresivamente la protección de la capa de ozono, facilitando el paso de los rayos ultravioleta, reduciendo la posibilidad de absorber los preciosos FIR, aumentando en cambio los efectos nocivos sobre la salud humana.

En base a estas necesidades, Resistex® Bioceramic ha creado un hilo capaz de garantizar el bienestar total del cuerpo.

Factor UV
La exposición prolongada de la piel a los rayos ultravioleta aumenta el riesgo de cáncer de piel y puede causar eritema y quemaduras. Los rayos UV-A penetran a través de la epidermis en un buen porcentaje y, llegando directamente a la dermis, dañan los tejidos fibrosos provocando sequedad y envejecimiento prematuro de la piel.

Los rayos UV-B en cambio son totalmente absorbidos por la epidermis sometiéndola al riesgo de quemaduras, manchas e irritaciones. La epidermis produce, de hecho, un importante pigmento protector: la melanina.
Debido al daño causado a las células que producen esta sustancia podemos experimentar la aparición de manchas permanentes en la piel.
Estos dañinos rayos ultravioleta deberían ser absorbidos totalmente por la capa de ozono alrededor de la Tierra.

Sin embargo, la contaminación de la atmósfera está comprometiendo progresivamente la protección de la capa de ozono, facilitando el paso cada vez mayor de los rayos UV.
Resistex® Bioceramic es el hilo capaz de garantizar al cuerpo la protección que necesita.

Pruebas
Las pruebas realizadas muestran que Resistex® Bioceramic reduce significativamente el consumo de calorías, salvaguardando así la energía física del cuerpo.
La biocerámica garantiza un alto aislamiento térmico que mantiene constante la temperatura corporal incluso en condiciones de frío extremo.
Como demuestran las pruebas clínicas, Resistex® Bioceramic tiene una acción estimulante de la microcirculación que también se traduce en un fortalecimiento constante del metabolismo.

Aplicaciones
La gama de hilos Resistex® Bioceramic se puede utilizar en varios sectores debido a sus extraordinarias cualidades. Resistex® Bioceramic, gracias a sus características de protección frente a los rayos UV-A (principal causa de daño a los tejidos fibrosos, sequedad y envejecimiento prematuro de la piel) y rayos UV-B (absorbidos por la piel y sometiéndola a quemaduras), y su extraordinaria característica de reproducir FIR (rayos infrarrojos lejanos), capaz de estimular el micro sistema circulatorio, encuentra múltiples aplicaciones en:

  • Calcetines y ropa deportiva;
  • Ropa interior;
  • Mantas;
  • Colchones;
  • Ropa casual;
  • Prendas de punto;
  • Sabanas.

 

Aumente su rendimiento
El hilo Resistex® Bioceramic se utiliza para la producción de tejidos que, gracias a la presencia de los minerales que contiene, son capaces de absorber y reflejar el calor del cuerpo humano, permitiendo una forma avanzada de foto-tratamiento ya que no requiere una fuente de luz activa, pero utiliza la luz reflejada generada por el calor corporal. Una vez estimulados por el calor, los minerales presentes en el hilo reflejan altos niveles de luz en la banda bio-infrarroja (F.I.R) que penetran las capas cutánea y subcutánea e interactúan con las moléculas de agua y con los compuestos orgánicos presentes en los tejidos.

Por tanto, la biocerámica es capaz de reflejar FIR (rayos infrarrojos lejanos), es decir, un tipo de ondas electromagnéticas de longitud reducida, pertenecientes al espectro de la luz solar y similares a sus radiaciones invisibles (rayos gamma, rayos X y rayos ultravioleta), como pueden penetrar hasta una profundidad de 4/5 cm.

Como han demostrado algunas investigaciones en el campo biológico, gracias a estas características, los FIR son absorbidos con gran facilidad por el organismo, a lo que aportan una contribución indispensable al crecimiento y desarrollo. El calor generado por FIR facilita la relajación de los músculos contraídos. El aumento del flujo sanguíneo, que sigue a la vasodilatación, envía más nutrientes, oxígeno, glóbulos blancos y anticuerpos a los tejidos y facilita la eliminación de catabolitos de los tejidos.

Estas modificaciones biológicas mejoran el trofismo tisular, facilitan la reparación del daño tisular y aceleran la resolución de los infiltrados inflamatorios.

Lavar

Share
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn